domingo, 16 de abril de 2017

Hegemonía del capitalismo




Amigos, el sistema capitalista instaurado con la revolución francesa y el auge de Inglaterra fue el primer paso hacia la modernidad de la humanidad, pero de ningún modo hacia la civilización; ya que una vez que su expansión fagocitó sus propios recursos, atropelló derechos de otras soberanías para conseguir las riquezas necesarias para su continuo y monstruoso desarrollo; pero ello, no marca el fin de la humanidad, ni tampoco el fin del capitalismo.




El capitalismo, como ente vivo en el proceso de la historia  debe fenecer, porque así lo establecen las leyes de la naturaleza para todo ser, porque esa es su misión de vida en la historia del mundo; porque la humanidad a fuerza de masacres, genocidios, y  pánico y paranoia impuestos a través de su poder mediático  (los medios de comunicación) en algún momento debemos decir al unísono: BASTA.



El capitalismo se nos hace, para los que somos menos afortunados en la economía, un sistema injusto en donde nos es muy difícil ascender a un mejor nivel socioeconómico; para los que viven en países donde abundan los recursos energéticos y naturales, el capitalismo, se hace corruptor y generador de dinero negro y para las personas sencillas, el capitalismo es la sorpresa de encontrarse en cualquier momento con la muerte personificada, el terror que rompe la paz y la vida tranquila trocándolas en miseria, dolor y tragedia.

Pero esto no es algo inventado, el capitalismo NO PUEDE DESLIGARSE DE LAS GUERRAS. Así empezó su conquista en América, desapareciendo a 70 millones de indígenas por oro y especias; y así continua en la actualidad queriendo adueñarse de gobiernos en lejanas latitudes por recursos energéticos.

Estimo que para nadie es un secreto que antes de la guerra con Irak y el falso atentado de las torres gemelas, EEUU, tenía reservas petroleras tan solo para 10 años; ahora, luego del botín de guerra de Kuwait e Irak EEUU planea ser exportador de crudo para el 2030 (si es que no lo es ya).

La guerra que ha desatado EEUU en Siria y Ucrania no es más que la lucha por someter a esas naciones para que pase por allí su anhelado gaseoducto Nabucco, que abastecerá de ese recurso a toda la zona europea y en el caso de Ucrania, para manipular los precios de la entrada de gas a toda Europa. En ese escenario se ha encontrado con Rusia, China, Irán quienes no están dispuestos a soportar la agresión capitalista en la zona que ya ha sido desequilibrada con el engaste injurioso del estado de Israel quien de una manera demencial no se cansa de masacrar a la población palestina a quienes los comprados y medrosos representantes de la mayoría de países, solo atinan a compadecer sin tomar iniciativas que detengan ese genocidio.

Sin embargo, para los intereses capitalistas del imperio sí, todos son una sola voz; para respaldar las falsas y repetidas historias de un ataque químico en los países que quieren saquear (Irak, Libia, Siria) ,  allí sí, todos son unanimidad para condenar y autorizar una guerra preventiva, puente aéreo y demás patrañas que están acostumbrados a usar; para detener al sionismo en su limpieza étnica en tierras usurpadas a los palestinos nadie propone algo que detenga la masacre y los abusos diarios a que son sometidos personas y niños inocentes, y detenga la expansión de fronteras del sionismo más allá de lo que establece el regalo de la resolución de la ONU.





El capitalismo cree que masacrando a la gente está enquistándose en el poder cuando es todo lo contrario; y lo que pasa es que el capitalismo es un sistema avaro y angurriento que no da beneficios a los países que invade, jamás dio ningún tipo de beneficio, todo lo contrario, trajo muerte y abismales diferencias en el ingreso per cápita de cada persona; porque el capitalismo se trata ESPECIFICAMENTE de subrayar diferencias entre cada persona. Además, el capitalismo no puede llevar progreso ni adelanto porque el capitalismo como sistema está quebrado económicamente, porque tiene una deuda sideral IMPAGABLE y su única salida, además de aumentar cada año su deuda,  es la guerra o transformarse al socialismo y que los ricos, trasnacionales y fabricantes de armas dejen sus actividades.

El dólar no tiene ningún respaldo salvo el de las armas y sus ojivas nucleares, y cada fin de año EEUU  sube el techo de la deuda, para emitir cada mes 80 mil millones de dólares para seguir su periplo de terror alrededor del mundo. ¿Cuándo va a poder pagar su deuda EEUU? NUNCA, lo más probable es que la incremente.

 Por ello las potencias del bloque socialista ya están pensando abandonar el dólar; por eso, también,  fueron asesinados Muammar Gadaffi y Hugo Chávez; y este destape de Odrebretch en el continente sudamericano no ha sido sino otro intento del imperio de echarse abajo a Brasil socialista y a sus líderes Lula da Silva y Dilma Roussef, quienes eran firmes candidatos para las próximas elecciones. Una cosa curiosa es  en Perú, cuyos gobernantes CONOCEMOS de sobra por  ser totalmente adeptos al dinero fácil, la “justicia” peruana hayan excluido a los principales implicados (PPK y Graña y Montero)  y al traidor Ollanta Humala lo hayan separado hasta que el delator de Odrebretch cumpla su condena, vale decir 20 años, cuando ya el delito ya haya prescrito.




Amigos, cada vez, cada acontecimiento internacional en medio oriente o en la península norcoreana, nos acerca más a un final que, en verdad, da miedo. Otras personas no sé cómo pueden apoyar las agresiones de Norteamérica sin ningún escrúpulo, algunos por ignorancia imagino; otros por el pago, otros por los negocios que el estatus quo les reditúa; sin detenerse a pensar por un momento que puede haber una catástrofe de magnitudes inimaginables y que aquella desgracia les acarreara la muerte.


La OTAN,  garra del capitalismo, es la cumbre donde se reúnen los grandes asaltantes del planeta. Hubo un error de interpretación de Marx al afirmar que el proletariado sería el sepulturero del capital; o tal vez nosotros no tuvimos la perspectiva necesaria. Es cierto que, según el materialismo dialéctico, cada ente lleva en sí su antagónico que tarde o temprano lo destruirá; pero en el caso del capitalismo, particularizar el proletariado a sólo el proletariado industrial fue un error. Y fue medio error de Lenin de forzar al campesinado a abrazar el comunismo sin tener conciencia de él. Fue un error tener un capitalismo de un estado corrupto para la vanguardia y el comunismo para las masas. Sin embargo, estoy convencido que el sepulturero del capitalismo siguen siendo los TRABAJADORES de todos los sectores representados en la DEMOCRACIA. Pero sobre todo, los trabajadores que han dejado la ignorancia. La democracia es necesaria para el capitalismo, para que las masas den el visto bueno a su gestión de robo y de pillaje, a su gestión bélica y de cinismo diplomático; es pues el capitalismo y su modernidad, quien por sí mismo y para sí mismo, ha creado las herramientas que lo destruirán: LA DEMOCRACIA Y LAS REDES SOCIALES. Las redes sociales que han revolucionado la velocidad de las comunicaciones y el saber mundial; las redes sociales son, a no dudarlo, la prensa alternativa, donde nos informamos de todo en cualquier parte del mundo y donde todos trabajamos para el bien común. Estoy convencido que el ser humano honrado de bien, es socialista por naturaleza. Y que la democracia para ser constitutiva de un estado de bienestar debe ser una democracia ejercida por ciudadanos labrados ya no por el sistema educativo manipulado por los entes gubernamentales para sus propios fines; sino por las redes sociales. Esta es la gran tarea que tenemos entre manos los ciudadanos del mundo, la de transmitir la información a cada ser del planeta para que sepa que en su lucha no está solo.


Por ello, el camino para acabar con el capitalismo ya no es lo que planteaba Marx, porque no es el proletariado (como lo conocemos) el que acabará con este sistema injusto e inmisericorde, sino LA DEMOCRACIA. Porque el mundo como lo conocemos se ha dividido inevitablemente en industrializados y productores de materias primas, en donde los industrializados por la plusvalía de su producción, alcanzan un auge tremendo en su economía y tecnología, porque han hecho las legislaciones a su medida, en pro de ellos; porque existen familias oligarcas en nuestros países productores de materias primas, que les conviene ser los únicos quienes alcanzan niveles exorbitantes de riquezas y son esas familias oligarcas, quienes, CÓMPLICES DE LAS POTENCIAS IMPERIALES CAPITALISTAS, construyen una ruleta de oportunidades en donde solo miembros de sus familias y amigos son los únicos que candidatean y se suceden en los puestos de gobiernos; si algún otro osa querer participar lo ridiculizan o vetan con el poder mediático que los enquista en esa situación privilegiada: los medios de comunicación o los encarcelan, inventándole cualquier entramada artimaña legal para sacarlo de competencia.

Entendamoslo amigos, en estos tiempos modernos no solo son proletarios los trabajadores de las industrias sino todo y cualquier trabajador que con su esfuerzo mantenga los pilares de este sistema capitalista y ya muy bien lo dice la dialéctica del materialismo, todo ente lleva en sí mismo su destrucción. De esta manera, el sistema capitalista para mantener su secuencia de injusticias NECESITA contar con el aval de las masas, necesita contar con nuestro consentimiento, por ello y para evitar otro bastillazo es que se implantó la democracia queridos amigos, ejerzámosla con conocimiento de causa y buscando la justicia social.