jueves, 10 de marzo de 2011

¿La Homosexualidad es una enfermedad?

Una breve historia de los hechos

En las décadas de los 60's y 70’s, los activistas gays hicieron vastas campañas contra la clasificación de DSM que declaraba la homosexualidad como desorden mental; protestando contra las oficinas de APA (Asociación Norteamericana de Psiquiatría)y contra sus reuniones anuales, consiguieron que la APA, de modo muy controvertido, excluyera en 1973 la homosexualidad como trastorno de la sección de desviaciones sexuales de la segunda edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. Y lo hicieron ¡¡VÍA VOTACIÓN!!. Efectivamente, lograron excluir la homosexualidad de la clasificación de trastorno, con una mayoría simple y ajustada de los miembros generales de la misma 58% (5,816 votos a favor y 3,817 votos en contra. Cabe señalar que, para la votación, no hubo posibilidad de argumentar con estudios científicos, por lo que fue la primera y única vez que una decisión “científica” se resolvía por simple votación, lo que provocó fuertes reacciones en la Asociación y la promesa de no tratar nunca más cuestiones psiquiátricas de manera tan poco rigurosa en el futuro.

Una categoría del “disturbio sexual de la orientación” fue introducida en su lugar en 1974, y después substituida en 1980(para acallar las protestas de los profesionales, que deseaban seguir tratando la enfermedad) por una "dolencia" llamada ego-distónico (homosexualidad pesarosa o egodistonía) lo cual significaba, que sólo los homosexuales que tengan conflicto por la orientación homosexual, serían catalogados de enfermos y recibirán terapia. La controversia sobrevino cuando fue quitada en 1987, yendo contra el estándar todavía usado por Organización Mundial de la Salud, Criterios chinos de la clasificación y del diagnóstico de desórdenes mentales; y El consejo médico de la India.

El comportamiento homosexual, entonces, dejó de aparecer como conducta patológica en la International Statistical Clasification of Diseases and Related Helt Problem décima revisión volumen uno(1992)de la Organización Mundial de la Salud

Observaciones

A esta decisión por votación, QUE NADA TIENE QUE VER CON EL RESULTADO DE UN ESTUDIO CIENTÍFICO; debemos añadir que, como sabemos, la psicología y la psiquiatría NO SON CIENCIAS FACTICAS (basada en los hechos) como lo es la biología, la física o la química, SINO FORMAL. Por ello, la psicología se maneja por “escuelas de pensamiento” o “guías terapéuticas” que CAMBIAN RADICALMENTE sus fundamentos con el paso del tiempo. Y como está probado a lo largo de la historia las alteraciones psicológicas SIEMPRE tienen un trasfondo GENÉTICO o BIOLÓGICO (Kenneth S. Kendler et al. Am. J. Psychiatry 157:1843-1846, November 2000).

Esto es tan cierto que Robert L. Spitzer, psiquiatra y profesor de la Columbia University de New York, auto-proclamado "ateo-judío", y uno de los que promovieron la retirada de la homosexualidad de la lista de trastornos psíquicos por parte de la APA (Asociación Americana de Psiquiatría) por lo que fue considerado como un héroe por los activistas gays; admite ahora, que aquella fue una decisión política y errónea; y presenta un estudio en la revista «Archives of Sexual Behaviour» llamado “Terapia de reorientación sexual para homosexuales” en la que demuestra que los hombres y las mujeres homosexuales que intentan cambiar de tendencia sexual lo logran en un alto porcentaje de casos, así su comportamiento anterior y sus intereses sexuales solamente hayan sido homosexuales durante años.

Spitzer dijo que su estudio "ha sido criticado severamente por muchas personas, particularmente por los activistas gays, quienes aparentemente se sienten bastante amenazados por él. Ellos sienten que para conseguir sus derechos civiles, les resulta útil si pueden presentar la idea de que una vez que eres homosexual, nunca podrás cambiar."

Cuando se le preguntó si la Asociación Americana de Psiquiatría debería cambiar sus afirmaciones, que afirman que la orientación no puede ser cambiada, el Dr. Spitzer dijo: "Pienso que deberían, [pero] no van a hacerlo . . . Hay un grupo de activistas gays que es muy poderoso y muy insistente, y es reconocido oficialmente por la Asociación Americana de Psiquiatría. No hay nadie que pueda dar el otro punto de vista. Puede que haya algunos que lo crean, pero no hablarán."

“Como la mayoría de los psiquiatras pensaba que la gente podía resistirse a tener una conducta homosexual pero que no podía cambiar su orientación sexual. Ahora creo que esto no es cierto, algunas personas pueden y han cambiado”.

Pero, supongamos que algunos homosexuales no pueden cambiar su orientación. ¿Significa eso que no pueden controlar su comportamiento? ¿Por qué esperamos, entonces, que los pedófilos se resistan a sus deseos, pero no los homosexuales? Todos los seres humanos podemos escoger poner en práctica o no nuestros deseos sexuales. Pero por el temor a que nos llamen homofóbicos y a ser señalados como arcaicos, vale decir por estar a la moda en un tiempo de decadencia, es que guardamos silencio y dejamos que los movimientos homosexuales progresen en sus iniciativas, como la disminución en la edad de consentimiento sexual y la creación de un nuevo modelo de familia homoparental. Ver mapa de legslación homosexual en el mundo.

Otra observación de haber retirado la homosexualidad como trastorno psicológico, es que se han mantenido otras desviaciones en la clasificación como el voyerismo, la pedofilia, el travestismo, etc.

Añadido a esto señalaremos que los registros estatales de los EEUU muestran que de la población total de pederastas un 87% de los casos era homosexual; téngase en cuenta que los homosexuales sólo suman del 1% al 4% de la población; y que en los casos de pedofilia en el clérigo católico el 90% de los casos era también homosexual. Un acotación merece el “manifiesto gay” o “Gay Revolutionary” que se publicó en la revista “Gay Community News” de Boston en 1987, cuya autoría es un pseudónimo: Michael Swift, en el cual lanza serias amenazas a la sociedad y a las instituciones vigentes.
A esto preguntémonos un momento ¿los hábitos que nos conducen a la muerte son sintomatología de una enfermedad? Veamos. Lo son, por ejemplo, el alcoholismo, el tabaquismo, el consumo de drogas, etc., pero la homosexualidad aparejada de la promiscuidad no lo son; y sin embargo, existe el ALTÍSIMO riesgo de contraer aparte de hepatitis y enfermedades de transmisión sexual, el temible SIDA; las estadísticas de muerte así lo demuestran:
En 1992 de la totalidad de casos de SIDA el 83% era homosexuales o bisexuales y del total de casos de Hepatitis en san Francisco el 70% era homosexual, en Denver 29%, Nueva York 66%,Toronto 56%, Montreal 42%, Melbourne 26%. Es evidente que los hombres que a pesar de tener novias o esposas necesitan prostitutas o gays, no están bien; o tal vez, para declararlos normales, deberemos hacer un matrimonio de tres o de cuatro (?); no creo necesario señalar lo que sentirán sus parejas al saber de sus "otras" "inclinaciones.

Y para nosotros, personas comunes de a pie, nos es fácil evidenciar que quienes a nuestro alrededor hemos visto infectados de SIDA generalmente son personas homosexuales, promiscuas o de dudoso comportamiento. Naturalmente hay un gran número de personas que prefieren el placer (incluso poniendo en riesgo su salud) a la moral; y ése es el nuevo orden que están estableciendo usando como banderas la libertad y la modernidad; pero, ¿se es moderno y libre al sentirnos atraídos por nuestro propio sexo o al ser promiscuos irremediablemente? La respuesta es sí, en un tiempo de decadencia, sí. Indudablemente hay homosexuales y demás de muy buena laya; de respeto, con valores y principios muy altos; que no se les ve vituperando al Papa por ejemplo, que son capaces de guardar control y discreción sobre sus cosas, COMO LO HACEMOS TODOS; pero al parecer la gran mayoría no es así.

Pero mejor leamos lo que dice Matt Foreman respecto del SIDA; el director ejecutivo saliente de la "National Gay and Lesbian Task Force" (NGLTF), una de las organizaciones de presión homosexual más influyentes y agresivas de Estados Unidos, él expresó: "Internamente, cuando se publican estos números (estadísticos), la comunidad homosexual establecida parece encogerse de hombros colectivamente, como si éste no fuera nuestro problema”.

"Señores: siendo homosexual o bisexual y siendo el 70 por ciento de las personas en este país que viven con el VIH, no podemos negar que el VIH es una enfermedad homosexual.
Tenemos que aceptar y darle la cara a este hecho", agregó el activista, para el asombro de sus seguidores. 15 Feb. 08

Un año atrás Lorri Jean, Directora Ejecutiva del "Centro Homosexual y Lésbico" de Los Angeles (California), también dirigiéndose a un grupo de militantes dijo: "El VIH es una enfermedad homosexual. Acéptenlo. Pónganle punto final".

Las cifras de salud también han demostrado que la difusión de una nueva mutación del mortal estafilococo dorado, se está produciendo casi exclusivamente entre homosexuales. "La única medida eficaz para prevenir la difusión de ambas enfermedades es el cambio en el estilo de vida de los homosexuales", ha señalado Matt Barber, directivo de Concerned Women of America, una de las organizaciones pro-familia no denominacionales.

Y con respecto a si la homosexualidad es contagiosa o no, yo diré, respecto de los varones, que hay un gran tabú (léase temor) entre los hombres en no dejarnos tocar el trasero; por ello, muchos preferimos morir de cáncer prostático antes de ir a una entrevista con el médico; además, he conocido varios casos y me temo que es algo que debe ser común entre la comunidad homosexual; en que hombres que se han involucrado con gays para ser gratificados con favores y/o dinero han terminado siendo homosexuales discretos o de conductas muy escandalosas con el desenlace fatal de siempre. Incluso en los penales hay un dicho para los reos nuevos “todos pasan por la "pita" (pene), el asunto está en si termina gustándote o no”.

Un gran abrazo.

18 comentarios:

Alma Enamorada dijo...

Buen tema...creo que si es una enfermedad que se da desde en vientre materno y esto provoca que nazca una mujer en cuerpo de hombre o viceversa

feliz fin de semana...recibe un gran abrazo

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola. Escabroso tema...
No quiero ser cobarde, por lo que paso a dejar mi opinión:
Pienso que la mayoría de los homosexuales lo son por alguna alteración en el terreno genético, desde que eran un embrión.....y a esas personas yo las respeto.

Pero qué duda cabe que siempre hay quienes, con tal de experimentar sensaciones nuevas, lo hacen por vicio, y de eso no soy partidaria, en absoluto. Es antinatural.

Siempre digo que cada cual es libre, mientras no dañe a nadie.
Pero...como opinión personal y puesta a elegir...siempre pensaré que la pareja ideal es un hombre y una mujer...con las excepciones que al principio digo.
Un saludo.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Para mí es igual una pareja compuesta por hombre-mujer, que una que se componga de dos hombres o de dos mujeres y de enfermedad nada, la orientación sexual no es ninguna enfermedad, como no lo es la ideología o la religión.

Pensar que se trate de una enfermedad es reducir la libertad de los demás a nuestros propios criterios.

Saludos.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ah y sobre el tema del VIH, en Europa, el sida ya no es cosa de homosexuales, la mayoría de los nuevos infectados son heterosexuales, la prostitución femenina ha causado este cambio, como propagadoras de la enfermedad entre la clientela heterosexual, así que ahora el VIH ya es cosa de todos y algo muy a tener en cuenta cuando se habla de la promiscuidad y las relaciones sin protección. Muchos de los nuevos infectados son chicos y chicas adolescentes, heterosexuales.

Priscila. dijo...

yo creo que no es una enfermedad, ya que SOBRE GUSTOS NO HAY NADA ESCRITO :D

Amatista dijo...

La verdad que lo unico que se del tema; que es hay grupos muy contrapuestos.

Que la mayor parte del tiempo no estan dispuestos a escucharce.

(Quizas haya casos donde si, pero no se de ellos)

NO puedo decir que hasta HOY tenga una IDEA CLARA del tema.Tengo ideas en formacion.

Solo trato de respetar a unos y otros. Dentro del margen del respeto que DEN.

Es un tema muy escabroso.

Saludos

Olga i Carles dijo...

Para nosotros es una desviación en el orden genetico...
Pero no por ello vamos a censurarla, Hay que acptarla y respetarla en bien de la misma y la sociedad.
Hay mucho vivio también y eso ya es algo diferente...




Gracias.
Un abrazo.

La chica de los sueños de cristal dijo...

¡Para nada es una enfermedad! Enfermedad es pensar eso... (en mi opinión :P)

carmen dijo...

Creo que lo más extraño es que se está convirtiendo en una moda en la que se mezclan demasiadas cosas. Un tema para una buena conversación. Pero no lo he estudiado en profundidad
otro abrazo!

Larisa dijo...

Hola, hola, hola.

- ¿Ser rubio es una enfermedad?
- No, Fulanito nació rubio. No pasa nada.
- ¿Y es malo teñirse de rubio cuando eres mayor?
- Bueno, una elección. Para mi gusto, errónea. Prefiero teñirme de verde, soy friki, pero no daño a nadie.
- Okey.

Amiguitos y amiguitas, los gays no son venenosos.

Ahm, se me olvidaba: la vida es una enfermedad que tiene el 100% de casos de muette.

Abrazos a repartir.

Amor a la sabiduría dijo...

Respondiendote al comentario que me dejaste, sí, ha sido un lunes bastante ajetreado para mi gusto, pero todos son así, con lo cual... Suerte tu habilidad para no mojarte *sonrisa*
En cuanto a lo de la homosexualidad, evito leerme el testamento que has puesto porque veo que hay bastante de la wikipedia o similar, con lo cual te daré mi opinión ya mismo: La homosexualidad es una alteración en las hormonas, fin del asunto. Es como que alguien es más alto o más bajo que otro, son detalles. Y yo qué sé, para gustos colores, para jardines flores y para sabores condondes. Al principio me pareció que debatir sobre esto, era una idea un tanto estúpida, luego me dí cuenta de que quizá sea necesario para que personas estúpidas se den cuenta de que no es ninguna enfermedad.
Eso es todo por hoy, Drac.
Carpe diem!

Sil dijo...

Muy interesante tu aporte a este tema, realmente no sabia todo esto si algunas cosas, detodas maneras a estas alturas no creo que podamos comprender del todo que le sucede a un gay para denominarse como tal, ano ser que uno lo sea, es dificil ponerse de un lado o de otroami entender

Poetiza dijo...

Hola Drac, la verdad no se que opinar sobre la homosexualidad. Son humanos y tienen mi respeto. Te dejo un beso, cuidate amigo.

Noctiluca dijo...

Para mí, no es una enfermedad, ni desviación, ni fallo genético.

Entre otras especies animales se dan casos de homosexualidad y no se plantea que estén enfermos o desviados.

Lo que es una enfermedad o más bien una aberración son los que lo hacen con animales o abusan de niños.

¿Qué tiene de enfermizo en que dos personas adultas del mismo sexo quieran tener relaciones? No me refiero sólo a las sexuales, sino a que quieran formar una familia, tener hijos, ser como el resto de los mortales.

Simplemente quieren lo que queremos todos.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Si ser homosexual no es una enfermedad, mucho menos lo es la paidosexualidad. Todos tenemos derecho a tener la sexualidad que nos vino en suerte. Lo que nunca vi con buenos ojos son los zoofilicos, ya que tienen seres humanos de todas edades, sexos y colores para elegir. En lugar de andar perturbando seres de otra especie que debieran relacionarse sólo entre ellos.

Anónimo dijo...

Mira no hay investigaciones científicas que ratifiquen que la homosexualidad es una enfermedad,hasta Sigmund freud reconoció que la homosexualidad no es una enfermedad y lo que si es una enfermedad es ir en contra de la orientación sexual de una persona, al revés, se están viendo estudios para considerar que la homosexualidad no es una enfermedad y que su origen puede ser genético y por factores sociales.Acaso, ¿puedes tu cambiar tu orientación? dejar de presionar y dejar vivir a la gente,y seguro que los pocos psiquiatras y psicologos que no apoyan la homosexualidad, creen más en la biblia que en la ciencia.

ChAnd dijo...

Es un tema que continúa siendo muy polémico sin duda. Aunque hay muchas investigaciones, sí, muchísimas, al respecto; ninguna ha sido lo suficientemente conluyente sobre la influencia de los factores genéticos o los sociales, aunque estamos en una epóca donde cada día se descubre un gen para características por demás específicas. El hecho real es que hoy por hoy, hay personas que se orientan por las de su mismo sexo, al igual que a otros les pueden agradar las altas o flacas o gordas o rubias o qué sé yo... Si creemos que el respeto y la tolerancia todavía valen en nuestra sociedad, si creemos que la diversidad enriquece al mundo, entonces podemos dar un espacio a la forma de vivir de los demás, mientras no dañe a otros.

¡Saludos!

michael steeven luque guerrero dijo...

Muy infomativo,
Comparto esta opción, de idea, ya que dicir lo contrario, adria que demostrarlo, con evidencia comprobada,
Cosa que no existe,
A mejor que se rome la pseudociencia,
Entonces tambien nos abririamos a las terapias de reconversión sexual,
Un tabu, pero la verdad permanece,
Gracias por el artículo