viernes, 9 de diciembre de 2011

Afganistán y la novela de Gulnaz



Lo tiznado de rojo en el mapa son las reservas de petróleo y gas.
Las flechas azules tuberías existentes (gaseoductos, oleoductos); celestes proyectadas.

Al ser el territorio afgano extremadamente montañoso y sus llanuras desérticas o semidesérticas hace que las condiciones de vida de su población, mayoritariamente rural, sea muy difícil. Los pocos recursos económicos y el tránsito intrincado no permite al Estado ejercer su autoridad más allá de la capital Kabul. Esto, facilita las actividades de malhechores y traficantes.

La población se compone de diferentes etnias, siendo la principal la pashto ( Talibán); los tadjikos (Persia), los uzbecos (en el norte); los hazara, descendientes de los mongoles llegados con Gengis Khan y los nunuries, otra etnia significativa.


Afganistan tiene una importante posición estratégica en Asia Central, lo que ha motivado el afán de control por parte de las grandes potencias. Además en el Mar Caspio existe una importante reserva de petróleo y gas natural, la segunda más grande del mundo. Afganistán también es una zona estratégica vital de tránsito, la salida más rápida y económica de los productos energéticos se hacen por el Mar Caspio a través de oleoductos y gasoductos instalados en el territorio, por lo que EEUU ha declarado Asia Central como zona de “interés nacional”.


La URSS se retiró en 1989 a raíz de su empeño en instaurar una educación laica en un país musulmán, la insistencia en la emancipación de la mujer y la defensa del ateísmo comunista; por ello tuvo que enfrentarse a la resistencia musulmana con Osama Bin Laden entre sus líderes. EEUU sin participar abiertamente subvencionó la preparación de guerrilleros y adquisición de armamentos. Luego de la retirada de la URSS vino la guerra civil, el gobierno Talibán; hasta que el 7 de octubre de 2001 a consecuencia de los atentados a las torres gemelas se produce el bombardeo e intervención de los Estados Unidos con el pretexto de que el régimen talibán había rechazado entregar al jefe de Al Qaeda, Osama Bin Laden. Apenas unas semanas bastaron a la coalición occidental (EEUU - OTAN) para derrocar a los talibanes.


Ya sabemos que el principal negocio de EEUU es la guerra, por lo que no es extraño que haya dejado el país afgano para invadir Irak; país que se había anexado a la fuerza a todo el estado de Kuwait, sosteniendo que desde siempre había sido una provincia iraquí y que además, en la guerra económica, había perforado hacia las reservas de petróleo iraquíes; por ello Estados Unidos, motor de la fuerza de la OTAN, se abocó a la invasión de Irak argumentando además, falsamente, que Irak contaba con armas de destrucción masiva y luego autoproclamándose libertadores del pueblo oprimido. Todo esto dio lugar a que los talibanes, refugiados en el vecino país de Pakistán, se reconstituyeran.


La vida de un afgano es predecible. Vive en un pueblito o aldea miserable y no tiene trabajo. Permanece ocioso, se casa joven y procrea una docena de hijos. No tendrá objetivos en su vida porque es muy difícil fijarlos cuando se vive en los límites de la extrema pobreza. Su vida es dura, durísima. El afgano vive al día y a veces ni siquiera tiene lo suficiente para comer. La esperanza de vida es de apenas 45 años.


La educación es la gran esperanza del país, pero Afganistán tiene el peor sistema de educación del mundo. Solo un 28 por ciento de la población adulta esta alfabetizada. En algunas provincias el 61 por ciento de los niños no sabe ni leer ni escribir. Hasta hace algunos años, el 80 por ciento de las niñas no asistía a la escuela.


Por ello a la mujer se le considera una propiedad del hombre. Primero pertenece a su padre o hermanos, y una vez casada, a su marido. Por la pobreza reinante se “acuerdan matrimonios” para la mejoría del status familiar, para pagar deudas; incluso sin conocerse los cónyuges y desde muy temprana edad de las mujeres; porque se considera que el hombre debe procurar el bienestar económico de la mujer; por ello casi siempre los hombres llevan una gran diferencia de edad con sus esposas. En Afganistán es tradición que el hombre pague una dote por la mujer con quien se quiere casar, que normalmente es una gran cantidad de dinero. Puede llegar a los 4.000 euros.


En este contexto una mujer afgana llamada Gulnaz fue violada por el esposo de su prima; ella decidió callar; a los 4 meses se le empezó a notar el embarazo por lo que fue recluida en la cárcel, ya que en este sistema no hay lugar para las madres solteras. Luego al declarar que había sido violada se hicieron las investigaciones del caso y determinaron que no hubo violación sino adulterio; por lo que se le aumentó la pena a 12 años de cárcel. Después de sendas apelaciones se le redujo la pena a tres años “por no avisar del crimen a tiempo”. Es por esto que ninguna autoridad afgana ha vinculado la reducción de la sentencia con la opinión pública.


El problema estriba en que el Código Penal afgano no reconoce la violación como un delito. En cambio, tipifica como crimen el adulterio. Así lo establece los artículos 426 y 428. Las relaciones sexuales entre un hombre y una mujer fuera del matrimonio están castigadas con penas de cárcel 'largas', que pueden ser cinco años como mínimo a más de quince. Esto en un país donde la palabra del hombre tiene más peso que la de la mujer y los tribunales son totalmente corruptos, da como resultado que las mujeres violadas generalmente no denuncien sus estupros.

De aquí se entiende que el hermano de Gulnaz no quiera que la muchacha se case con su violador a cambio de nada (incluso ha amenazado con matarla). Ya que si lo hiciera, encima de que la chica ha sido ultrajada, su familia no obtendría ningún rédito con su boda, y el violador conseguiría una mujer sin pagar dinero.


Gulnaz por su parte desea que una hermana del violador se case con su hermano porque, de esta manera, éste conseguiría algún beneficio con su matrimonio: también poderse casar. De hecho, ese tipo de intercambios es una práctica muy habitual en Afganistán. Se conoce con el nombre de 'baadal', y permite que dos familias puedan casar a sus respectivos hijos e hijas sin necesidad de tener que pagar dotes, tan sólo intercambiándolos. Por otra parte, si la hermana del violador se casa con el hermano de Gulnaz, eso daría una cierta garantía a la joven violada para que su agresor la trate bien una vez casados. Si no lo hiciera, su hermano podría tomar represalias con la hermana del violador, que sería entonces su esposa.


El violador de Gulnaz convicto en una cárcel al otro lado de la ciudad niega haberla violado; pero aceptó que es probable que la maten si sale de la cárcel; aunque será la propia familia de ella, y no la de él, la que la matará “por vergüenza”.

La cadena estadounidense CNN difundió una entrevista con Gulnaz que tuvo tal impacto informativo que su caso se convirtió en asunto de Estado. El propio Hamid Karzai (presidente de Afganistán) intercedió para poner fin al escándalo.


Kimberly Motley, prestigiosa abogada que se dedica a defender a extranjeros metidos en problemas en Afganistán, contactó con el abogado de Gulnaz, Hamayun Amini quien lleva más de un año bregando con su expediente en los juzgados sin que nadie se interese ya que es uno entre cientos de casos iguales; Kimberly presentó al presidente afgano una petición de clemencia para Gulnaz, y durante los últimos días se ha presentado ante la prensa como "la abogada de la chica “diciendo: "Hamayun y yo trabajamos juntos en el caso”. Hamayun por su parte asegura que no había visto a esa mujer en su vida hasta la semana pasada.


Y es que el caso de Gulnaz 'vende' y todo el mundo se ha querido subir al carro. Habrá que ver qué pasa con la chica una vez pase la marea informativa. Las otras mujeres que están en su misma situación es muy seguro que ni siquiera conseguirán un titular de prensa.


No es la primera vez que la opinión pública occidental cambia la vida de una mujer afgana. Recordemos, lo mismo le pasó a Bibi Aisha, una chica que se fugó de un matrimonio forzado a los 16 años; fue capturada por su propia tribu, le sajaron la nariz y la abandonaron en el monte.


El año pasado, su cara mutilada era portada de la revista Time bajo el titular 'Lo que ocurrirá si abandonamos Afganistán'. Ese titular, por cierto, resultó tener mucho de desafortunado: daba a entender que la atrocidad era obra de los talibanes cuando en realidad lo fue de las tribus que apoyaron a la OTAN y hoy gobiernan el país.


Al final de tantas

muestras de compasión de la opinión pública y la prensa una ONG decidió llevarla a EE UU y, allí, darle una nariz nueva .

¿Pero realmente la ocupación de Afganistán ha servido de algo?

Sí, en los últimos años Afganistán se ha convertido en el principal productor de drogas del mundo y todo esto ¡¡en las narices de la OTAN y EEUU!!. Afganistán no es sólo el mayor productor de opio (heroína) 90% del mundo; sino también el líder global en la producción de hachís, según declaró las Naciones Unidas.


Todas las drogas producidas en Afganistán, tanto si es opio como hachís, son sometidas a impuestos por parte de los que controlan el territorio, generando otra fuente de ingreso para los insurgentes y para la corrupción.


Parecería que el objetivo de la invasión dirigida por Estados Unidos es, además de posición estratégica para su negocio de armas y acceso a los recursos energéticos (gas y petróleo), el control del jugoso y lucrativo tráfico de drogas. Fíjense, sus tropas militares ya controlan la producción de las drogas con más demanda: la cocaína, cuyo principal productor sigue siendo Colombia, y el opio y Hachís, cuyo principal productor sigue siendo Afganistán.


La OTAN, que tiene previsto retirar sus tropas de combate del país para fines del 2014, sigue buscando una salida honorable de este conflicto que, según la universidad estadounidense de Brown, ha provocado unos 34.000 muertos y en el que sólo Estados Unidos ha gastado al menos 444.000 millones de dólares.

El mes pasado, el ex presidente Burhanuddin Rabbani, encargado de negociar la paz con los talibanes, EXTRAÑAMENTE fue asesinado en Kabul. Su muerte hizo alejarse las ya hipotéticas perspectivas de paz a corto plazo, con los rebeldes que rechazan negociar con el gobierno mientras los soldados, extranjeros no hayan dejado el país.


El mensaje subliminal sería: que debe seguir la ocupación del pobre país de Afganistán a pesar de que, en 10 años, si algo cambió, fue para peor.


Un gran abrazo.

6 comentarios:

Citu dijo...

Uy la verdad uno no puede creer como la humanidad luego de tantos años sigue igual o peor. Pobre pueblo afgano y en especial las mujeres ojala la situación cambien Te mando un beso.

ChAnd dijo...

El problema de la región y de las múltiples variantes del mundo islámico es sumamente complejo y, desde luego, ha sido muy manipulado por los medios, fundamentalmente aquellos afines con los intereses de Estados Unidos. Esto ha traído infames y nefastas consecuencias no sólo a la vida interna de Afganistán, dominada por los extremistas talibanes, sino a todas las mujeres y hombres que habitan la región (Pakistán, India, Nepal)y que tiene una forma de vida, una religión y una idiosincracia de paz y sobrevivencia cotidiana. El poder corrupto, enfermo y de ambición desmedida, es en realidad, la peor parte del mundo de hoy. Ya lo decía Voltaire: La civilización no suprimió la barbarie; la perfeccionó y la hizo más cruel y más bárbara.

¡Saludos!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Lamentable realidad.... Seguro vendrán tiempos mejores....

Paz&Amor

Isaac

Rebecca dijo...

hola Drac,
magnífica informaci´n, me has dado la oportunidad de leer más detallada y resumida sobre el tema que ya había escuchado. Has logrado un resúmen excelente.

Afganistán ha sido un país desventajado debido a este dominio religioso y de los hombres. Los talibanes cuando tomaron el poder han solo destruido el país. Solo basta que ese poder sea destituido. Pero para ello - como en todas las dominaciones políticas - hace falta que se luche, y en las luchas siempre hay víctimas.
Es un círculo diabólico, que el mismo hombre con malos sentimientos ha creado .

un abrazo sincero^^

verdial dijo...

Estupendo trabajo Drac, me has acercado más al pueblo afgano y me has llevado a su sentir y su vivir.
Es lamentable que siempre sea el pueblo el que sufra las consecuencias de las manipulaciones extranjeras que buscan solo sus propios intereses.

Un abrazo

María José Rubiera dijo...

Excelente post! Gracias.

Un abrazo desde Asturias, y

❊..(
✿.(,)
❊|::::|.☆¸.¤ª“˜¨
✿|::::|)/¸.¤ª“˜¨˜“¨
❊|::¸.¤ª“˜¨¨˜“¨
✿%¤ª“˜¨¨ᴳᴼᴼᴰ
❊#ª“˜¨ ᴺᴵᴳᴴᵀ﹗
Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2012