domingo, 19 de agosto de 2012

Siria y la Primavera Otánica

Si bien es cierto que en Túnez, Yemen y Bahréin se produjeron revueltas populares, tal cosa no sucedió en Egipto y tampoco en Libia. En Egipto, las manifestaciones en las calles se limitaron a la capital y a la participación de un sector de la burguesía, es más, contrariamente a lo que se ha afirmado, la plaza Tahrir no es la plaza más grande de El Cairo. Fue escogida únicamente por razones de marketing, ya que la palabra árabe Tahrir se traduce a los idiomas europeos como Libertad. Es evidente que no fueron los egipcios quienes escogieron ese símbolo ya que la lengua árabe tiene diferentes términos para designar la Libertad. En Libia, en cambio, hubo un movimiento separatista surgido en la región de Cirenaica en contra del poder de Trípoli y que sirvió de pretexto a la intervención militar de la OTAN, intervención en la que murieron 160,000 personas.

En los países donde ha habido elecciones, no se han alzado con la victoria los que se unieron a la OTAN y sus mercenarios para derrocar sus regímenes dictatoriales, sino organizaciones de corte islamista moderado, como los partidos vinculados al poderoso grupo egipcio Hermanos Musulmanes (HM) y radicales salafistas (movimiento sunnita que reivindica el retorno a los orígenes del islam)

En Egipto, los HM son mayoría en el disuelto parlamento y colocaron a uno de los suyos en la Presidencia. A raíz del “extraño” atentado en la frontera Israel-Egipto, el presidente recién electo prefirió continuar la obediencia a EEUU e Israel bloqueando a los palestinos hacinados y refugiados en Gaza, todos los túneles subterráneos que comunicaban Gaza con Egipto fueron tapiados. Ahora vemos la razón del por qué fue obligado a renunciar Mubarak.

En Túnez y en Marruecos los Hermanos Musulmanes también ganaron la mitad de los escaños legislativos y nombraron al primer ministro.

La Primavera Árabe pasa por momentos muy duros en Egipto, la Junta Militar cerró el Parlamento e impuso fuertes limitaciones al presidente Mohamed Morsi.

En un informe titulado: ¿Imperio de la ley o imperio de las milicias? sobre Libia, Amnistía Internacional denunció que unas 4,000 personas se encuentran detenidas por estos grupos en centros clandestinos, sometidas a fuertes torturas y en pésimas condiciones. Muchos de ellos fueron detenidos de forma arbitraria y por tiempo indefinido, por ser simpatizantes con el régimen de Gadafi.

Recordemos: cuando la revolución se inició en Bengasi, Gadafi aseguró que esa ciudad quería fragmentar al país y separarse, llevándose la mayor parte de los campos petrolíferos, que se encuentran en su territorio. Entonces Bengasi , a fin de conseguir el apoyo de la OTAN y los mercenarios extranjeros; lanzó la consigna “una nación, una capital” y reivindicó a Trípoli como centro político del país.

Pero ahora que en las elecciones ha resultado poco favorecida: de 200 diputados, 100 corresponderán a Trípoli y sólo 60 a Cirenaica (más 40 a Fezzán, una zona poco poblada en el sur) surgió en Bengasi un movimiento “federalista” que amenaza con crear un gobierno regional con un diseño de competencias semi-separatista. Al final, el asesinado Gadafi tenía razón.

Mientras tanto EEUU con el control sobre Irak asegurado, con el servilismo de Jordania y la base militar de Turquía sólo encuentra 3 países que escapan a su autoridad imperial: Irán, Siria y el Líbano.

Hace cincuenta años, David Ben Gourion el 27 de febrero de 1954, en una carta a Moshe Sharett, entonces primer ministro de Israel, ideó un plan para dejar de verse rodeado de ésos vecinos que pugnaban por la devolución de tierras palestinas arrebatadas por una írrita resolución de la ONU en 1948 y para seguir la expansión de su país "regalado"; Ben Gourion decía que Israel debía de tomar el control del «eslabón más débil de la cadena de la Liga Árabe»: el Líbano. Para ello Tel Aviv debía exacerbar los conflictos internos y empujar a la población cristiana a transformar al país en un estado maronita (cristianos seguidores de San Marón defensor de la fe católica en Oriente). Así lo comprendió Ariel Sharon y en 1982 entró en Beirut y ayudó a las milicias cristianas maronitas a masacrar a los habitantes de los campamentos de refugiados de la capital, Sabra y Chatila.

Por otra parte, seguía diciendo Ben Gourion, para vencer a los movimientos de resistencia palestinos, Israel debía destruir sus bases en la retaguardia y para ello debe penetrar en Siria y el Líbano.

En la doctrina de la «guerra preventiva» elaborada por Bush, los PRETEXTOS son hartos conocidos, lo mismo hicieron en Nicaragua, Cuba, Afganistán, Irak, Libia; pero la prensa pro-occidental con su manipulación mediática nos crea una amnesia colectiva, borrando totalmente de nuestra mente que esas acusaciones ya se esgrimieron antes y fueron TODAS FALSAS; ello es: la acusación de apoyo al terrorismo y las “armas de destrucción masiva”; con lo cual EEUU y la OTAN tienen más que suficientes razones para que, fuera de todo marco jurídico, decidan intervenir militarmente a un país soberano, así como su ocupación y posterior saqueo.

Esa conformación progresiva del Ejército Sirio Libre (ESL), que comienza entre campesinos sirios pobres para terminar con un flujo de mercenarios, es idéntica a la que tuvo que enfrentar Nicaragua cuando la CIA organizó a los Contras para derrocar a los sandinistas; o a lo que enfrentó Cuba cuando la CIA organizó el desembarco de Bahía de Cochinos para derrocar a los castristas.

En ésa época, a Ronald Reagan le costó mucho trabajo presentar a sus Contras como «revolucionarios». Creó para ello una estructura de propaganda, el Buró de Diplomacia Pública, se sobornó a periodistas en la mayoría de los grandes medios de la prensa estadounidense y de Europa occidental para que intoxicaran al público. Entre otras cosas, echó a rodar el rumor de que los sandinistas disponían de armas químicas y que existía el riesgo de que las utilizaran contra su propio pueblo. Lo mismo pasó en Afganistán ahora primer productor de droga, igual en Irak, también en Libia.

La ONU y la misión de Kofi Annan

La Carta de la ONU, que es una de las fuentes del derecho internacional, se basa en el respeto de la soberanía de los Estados miembros, mientras que el «derecho de injerencia» (antiguamente denominado «misión civilizadora») es el derecho del más fuerte, un derecho usado tantas veces por las potencias para conquistar el mundo.

Kofi Annan explicó su renuncia en los siguientes términos: «la creciente militarización en el terreno y la evidente falta de unidad en el Consejo de Seguridad han cambiado fundamentalmente las circunstancias para el éxito de mi misión».

Pero lo que no dijo el señor Annan es que aceptó sus funciones el 23 de febrero. cuando el ejército de rebeldes y mercenarios (ELS) asediaba el emirato islámico de Baba Amro, donde unos 2 mil a 3 mil combatientes se habían atrincherado junto a sus instructores occidentales, en momentos en que China y Rusia ya habían recurrido por 2 veces a su derecho de veto.

Todo sigue igual, lo único que ha cambiado, debido a las masacres a aldeas indefensas, es que una facción de la población siria que apoyaba a los grupos rebeldes armados está respaldando ahora al ejército nacional de Siria, tan es así, que la propia población guió a los soldados del ejército nacional en la tarea de identificarlos y sacarlos de sus posiciones por lo que no lograron apoderarse de Damasco, ni de Alepo, después de haber perdido el Emirato islámico de Baba Amro. Actualmente el ejército de rebeldes y mercenarios carece de un sitio dónde estar. Kofi Annan está pues, desertando del campo de batalla sirio, como ya lo hizo en Chipre, en 2004, cuando su plan de paz para la isla fue rechazado por un referéndum.

Annan deseaba un derrocamiento del presidente al-Assad mediante el uso de la fuerza y ahora ante el fracaso militar de los rebeldes mercenarios del Ejército «Sirio Libre» respaldado por Occidente, prefiere desertar.

Es el jeque Adnan al-Arour, predicador takfirista, quien llama a los mercenarios a derrocar y matar a Bachar al-Assad, no por motivos políticos sino únicamente porque el presidente sirio es alauita, lo cual lo convierte en un hereje a los ojos del jeque. Lo mismo con los cristianos, lo que se busca es la eliminación de las minorías religiosas y la imposición de un orden islámico cuyo profeta y líder es el jeque Adnan al-Arour . Por ejemplo, todos los oficiales del ESL que han podido ser identificados son sunnitas y todas las brigadas del ESL llevan nombres de figuras históricas sunnitas.

Los takfiristas son una corriente sectaria extremadamente marginal dentro del Islam sunnita. Ven herejes por todos lados y estiman que es correcto asesinarlos. Su prioridad en materia de gente a liquidar son los propios musulmanes que se niegan a unirse a ellos. Hoy en día, los takfiristas gozan del respaldo de la familia real de Arabia Saudí aliada a Estados Unidos e Israel en el intento por acabar con el régimen laico sirio y los shiítas en todo el mundo.

Aquí un vídeo donde un hombre vende la vida de uno de sus hijos para un atentado suicida en Siria

La decisión de imponer la guerra a Siria fue adoptada en una reunión en Camp David, por el presidente George W. Bush, el 15 de diciembre de 2001, después de los atentados a las torres gemelas. En aquel momento, se deseaba intervenir simultáneamente Siria y Libia para demostrar que Estados Unidos podía con dos teatros de operaciones al mismo tiempo. El testimonio del general Wesley Clark, ex comandante supremo de la OTAN, demuestra la existencia de esa decisión, que encontró la oposición del propio Clark.

Hace poco, el gobierno autorizó la formación de milicias por barrios, y distribuyó armas a los ciudadanos que se comprometieron a dedicar 2 horas de su tiempo a la defensa de su barrio, bajo las órdenes de miembros del ejército.

La crisis siria se ha convertido entonces, en una lucha entre Siria, como nación, Estado, pueblo y ejército, contra la alianza imperialista y colonial encabezada por EEUU y la OTAN. Lo que está en juego, es la independencia de Siria, su soberanía, su integridad territorial y la dignidad de su pueblo que se está defendiendo ante planes hegemónicos que, en definitiva, favorecen a las fábricas de armas y su industria, al oxigeno que dará el botín de guerra a las alicaídas economías de los países aliados y finalmente, a los intereses de Israel y su lobby compuesto por ejecutivos y funcionarios distribuidos en todo el mundo.

Los periodistas prefieren mentir antes que reconocer que han sido y son manipulados. Después de ser engañados una vez y, una vez descubierto el engaño, siguen participando, ya conscientemente, en el desarrollo de la mentira no importa que siga muriendo más gente por razones injustas y abusivas; lo importante es mantener el puesto de trabajo, la paga antes que las vidas de seres humanos que, al final de cuentas, están al otro lado del mundo.

3 comentarios:

Lichazul dijo...

dónde quedó el poeta?
ahora eres analista político

de todos modos la naturaleza humana siempre ha sido belicosa, cambian los puntos geográficos, pero siempre el resultado es el mismo ... guerra y poder

es una espiral adinfinitum


gracias por tu huella
ten una buena semana

Carmen Silza dijo...

Hubo poetas que podrían haber sido buenos políticos...Ahora el tema que más abunda es lo que estamos viviendo, yo seguiré soñando, en una lluvia de aleluyas.Un beso Crac

Rebecca dijo...

hola Drac,

yo te opino con mi corazón en la mano: Soy demócrata, porque pienso seriamente que en una democracia se puede vivir mejor, la libertad en todos sus matices es respetada. A partir de este punto se puede siempre convivir y comunicar.

La constitución de mi país proclama:

I. Los derechos fundamentales (artículo 1 - 19)
artículo 3

(1) Todas las personas son iguales ante la ley.

(2) Los hombres y las mujeres son iguales. El Estado promoverá la aplicación efectiva de la igualdad de derechos para hombres y mujeres y tomar medidas para eliminar las desventajas existentes.

(3) Nadie podrá ser perjudicado ni favorecido a causa de su sexo, parentesco, raza, idioma, patria y origen, sus creencias o de sus opiniones políticas o religiosas. Nadie podrá ser discriminado por motivo de su discapacidad.


artículo 4

(1) La libertad de creencia, de conciencia y la libertad de religiosa e ideológica son inviolables.

(2) El libre ejercicio del culto está garantizada.

(3) Nadie podrá ser obligado contra su conciencia a prestar servicio militar con armas. La regulación se hará por una ley federal.


Los artículos del 1 al 19 son muy importantes para que el ser humano se sienta seguro en su país.

..
Tratamos por todos los medios del cumplimiento de los mismos.
Y eso es lo que hace a un país libre.

El hecho que el hombre haga utilización de las armas para apaciguar la libertad de opiniones, sabemos que es porque no quiere abandonar el poder que le permite el uso y desuso de las bellezas y riquezas naturales del país.
..

Y si alguno de estos derechos innatos son perturbados por un gobierno, entonces amigo, el gobierno no puede continuar .

....
ocurre en Europa, Asia, America, Latinoamerica.

...

Por eso digo, vivimos actualmente en un mundo muy complicado donde se abusa mucho. Y es tiempo ya que recapacitemos, no puede haber guerra disculpada.

Recuerdo que mi pais tiene dos guerras detrás de sí. Esto abre mucho las mentes del ser humano, y lo ayuda a pensar muchas veces, no dos veces, antes de llegar a un estado de tensión que provoque semejante error de ir a una guerra.


mi amigo Drac,
gracias por permitirme expresar en tu blog mi libertad de ideas.

Pero si te desagrada, por favor, házmelo saber. Yo respeto tu decisión.

Con un fuerte abrazo desde Berlin^^