lunes, 7 de febrero de 2011

El poder detrás del poder

Detrás de Obama o del presidente que fuera en cualquier país, hay grupos de poder moviendo los hilos del que en buena cuenta viene a ser un títere del dictado de ésos grupos. En este caso voy a referirme al premio Nobel de la “paz” Obama y al grupo que está detrás de él, cuyos miembros pertenecen a la esfera militar (CIA, NASA, Pentágono) y/o militar-industrial. Ellos, como es evidente, desean la inestabilidad y la guerra (condiciones favorables a sus empresas e industria armamentista) y una globalización basada en la dominación absoluta del Imperio americano.

Las razones de ésta afirmación las da el profesor estadounidense James Petras en un artículo de la revista Financial Times, cuando explica las diferencias entre las estrategias aplicadas por Estados Unidos y China para consolidar sus poderes en el mundo. Reproduzco lo más relevante de dicho artículo a continuación:

“1) Mientras Obama pide una “revisión de la lista de organizaciones terroristas”, China inaugura el tren de pasajeros más rápido del mundo.

2) Mientras Obama crea un cuarto frente de batalla (Yemen) en la 'guerra contra el terror’ –después de Irak, Afganistán y Pakistán–, Corea del Sur gana un contrato de 20,400 millones de dólares para el desarrollo de centrales nucleares de uso civil en los Emiratos Árabes Unidos, superando a sus competidores de EE.UU. y Europa.

3) Se destaca la red de ferrocarriles china y su superioridad sobre la de Estados Unidos. El ultramoderno tren de alta velocidad chino transporta a los pasajeros entre dos ciudades importantes, a 1,100 kilómetros de distancia en menos de tres horas, mientras que el tren 'express’ “tarda 3 horas y media para cubrir los 300 kilómetros entre Boston y Nueva York”. Además, mientras el sistema ferroviario de pasajeros estadounidense se deteriora por la falta de inversión y mantenimiento, China gasta 17,000 millones de dólares en la construcción de su línea de alta velocidad, y planea la construcción de 18,000 kilómetros de nuevas vías de su ultramoderno sistema para el 2012, mientras que EE.UU. gastará una suma equivalente en la financiación de su ofensiva militar en Afganistán, Pakistán y Yemen.

4) China construye un sistema de transporte que une a los productores y los mercados laborales de las provincias del interior con los centros de fabricación y puertos de la costa, mientras que EE.UU. sigue aferrado a su política de enfrentar la 'amenaza islamista’ en una “guerra sin fin contra el terror.

Ocupación y guerras contra los musulmanes han desviado cientos de miles de millones de dólares de fondos públicos sin ningún beneficio para el país, a la vez que China moderniza su economía civil.

5) Mientras EE.UU. subvenciona a Israel y se aleja de 1,500 millones de musulmanes, el PIB de China se multiplicó por diez. Y mientras que Estados Unidos asignó más de 1,400 millones de dólares a Wall Street y los militares –aumentando el déficit fiscal y duplicando el desempleo y perpetuando la recesión–, China lanza un paquete de estímulo dirigido a los sectores interiores de las manufacturas y la construcción que ha producido un crecimiento del 8% del PIB, una reducción significativa del desempleo y el “relanzamiento de las economías vinculadas” en Asia, América Latina y África.

China invierte en países ricos en petróleo; EE.UU. los ataca. China invierte en industrias extractivas y construye ferrocarriles, puertos, aeropuertos y proporciona crédito accesible. China no financia ni arma guerras étnicas, ni organiza 'revoluciones de colores’ como la CIA. China autofinancia su propio crecimiento, su comercio y su sistema de transporte; mientras que EE.UU. se hunde bajo una deuda de varios billones de dólares para financiar sus guerras sin fin, rescatar sus bancos de Wall Street y apuntalar otros sectores no productivos, mientras que muchos millones de personas permanecen sin empleo.

China crecerá y ejercerá poder a través del mercado, y EE.UU. entrará en guerras sin fin en su camino a la bancarrota y la descomposición interna. El crecimiento diversificado de China está relacionado con interlocutores económicos dinámicos; el militarismo de EE.UU. se ha vinculado a narcoestados, regímenes dirigidos por señores de la guerra, supervisores de repúblicas bananeras y el régimen colonial de Israel. China atrae a los consumidores del mundo; las guerras globales de EE.UU. producen terroristas en el interior del país y el extranjero.

China podrá hallarse ante crisis e, incluso, rebeliones de los trabajadores, pero tiene los recursos económicos para darles solución. Estados Unidos está en crisis y puede enfrentarse a una rebelión interna, pero ha agotado su crédito y sus fábricas están en el extranjero, mientras que sus bases militares representan pasivos y no activos. Hay cada vez menos fábricas en EE.UU. que vuelvan a contratar a sus trabajadores. Para ser un Estado 'normal’, habría que cerrar todos los bancos de inversión y las bases militares en el extranjero, y regresar a América. Tenemos que reconstruir una industria al servicio de nuestras necesidades nacionales y vivir dentro de nuestro propio entorno natural.

China no es un país capitalista de excepción. Bajo el capitalismo chino se produce la explotación del trabajo, abundan las desigualdades, los pequeños agricultores se ven desplazados por megaproyectos de embalses y las empresas chinas extraen minerales y otros recursos naturales en el Tercer Mundo sin demasiadas contemplaciones. Sin embargo, China ha creado decenas de millones de empleos en la industria y ha reducido la pobreza con más rapidez, y para más personas, en el lapso más breve de la historia. Sus bancos financian sobre todo la producción. China no bombardea, no invade ni saquea otros países. En contraste, el capitalismo de EE.UU. se halla endeudado a una monstruosa máquina militar mundial que drena su economía nacional y reduce los niveles de vida del país para financiar sus interminables guerras en el extranjero.”

Un gran abrazo.

10 comentarios:

Cecy dijo...

Esta muy claro que hay un poder que detras lo ocupan enfermos y destructivos. Y esta la claridad de algunos hombres que usan el poder para repartir.

Yo ya no me fio de nadie.
El articulo me gusto.

Un beso!

Maritza dijo...

Clarísimo el artículo de hoy y sin duda de acuerdo con él.
Afirmemos,entonces, nuestro pequeño mundo, demosle caricias y sonrisas cada día, para no desmayar en el camino que nos queda.

Los abrazos siempre son reconfortantes ante las realidades duras.
Te envío uno bien grande.

escarcha dijo...

realizaste tremendo post, muy bueno, con una análisis detalladísimo. te felicito.
UN ABRAZO DRAC

Mar dijo...

¡Menudo trabajo realizaste, Drac!...

Mi enhorabuena.

China... Hablas de un país y de una cultura que se está abriendo camino, a pasos agigantados, por todo el mundo.

Ahora nos "obligan" a saber inglés. Estoy segura que, en un futuro y no muy lejano, habrá que saber chino.

Un fuerte abrazo.

JACKIE dijo...

drac, sumamente interesante tu articulo, vengo de llorar con el poema de tu otro blog!!!! si los alien son divertidos para ti porque obviamente veo que tienes una vision critica y realista de los humanos entonces VEN TU PARA ACA PORQUE YO QUIERO MATAR A TODA LA ESPECIE!!!!!
NOS SEGUIMOS

MAYTE dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo y digo como mar, china se esta abriendo camino a pasos agigantados.

Besos.

Katy dijo...

Gracias por tu visita a mi blog de Ciudadana. He pasado por el tuyo y me ha parecido interesante lo que expones.
Un abrazo

J. G. dijo...

estamos rodeados de hipocresía, bien expuesto y razonado.

saludos

Marisol dijo...

No sorprenderíoa que China sea el país líder del mundo.
Te dejo muchos saludos y te deseo buen fin de semana.

Recomenzar dijo...

“Y morirme contigo si te matas y matarme contigo si te mueres, porque el amor cuando no muere mata porque amores que matan nunca mueren” (J.Sabina

Perfecto tu texto