domingo, 26 de mayo de 2013

Los protagonistas: Tensiones en medio Oriente

Mientras los pueblos del mundo disfrutan de su transitoria paz y siguen inmersos en la vorágine del confort y la modernidad tecnológica; el Senado de los Estados Unidos aprobó por unanimidad una resolución mediante la cual llama al fortalecimiento de las sanciones contra Irán; en la misma resolución apoya expresamente a Israel en caso de sufrir un ataque de la República Islámica.
El llegar a convertirse en   un país independiente y soberano; el llegar a tener la capacidad de defender ésa soberanía con la diplomacia además de con las armas es para la potencia capitalista manejada por el lobby judío una seria amenaza. En ése sentido el  senador republicano por Carolina del Sur Lindsey Graham y el demócrata por Nueva Jersey Robert Menéndez presentaron la resolución, que reafirma el apoyo de Estados Unidos a Israel y reconoce la amenaza que un Irán nuclear plantearía a Occidente.
Graham antes de la votación dijo:"Nuestro presidente (Barack Obama) dijo en 2012 que su gobierno respalda a Israel. Esta es una oportunidad para que el Senado también" le demuestre su apoyo. Y ya vemos los resultados, su resolución fue aprobada por unanimidad; pero estoy seguro a espaldas de la ciudadanía norteamericana que sigue con un abstencionismo caminando al borde del abismo de la incursión terrorista que ya empezó a darse como el asesinato de un soldado británico y otro ataque a un soldado francés.
El plan de las potencias capitalistas con su BLOQUEO es claro, AISLAR  criminalmente a los pueblos que no accedan sumisamente a sus requerimientos injerencistas y de saqueo;  como ya lo hizo con el pueblo de Cuba dejándolo fuera de la modernidad  en complicidad con gobiernos serviles de todo el orbe a lo largo de 6 décadas.
Qué es la base militar de Guantánamo,  sino la presencia ILEGAL y ABUSIVA norteamericana en territorio cubano; hasta el mismo Obama ha dicho que cerraría esa base, obviamente, como todo lo que dice, MINTIENDO.
Cuba ha  declarado en muchas ocasiones que no aceptarán ninguna negociación con respecto a este territorio ILEGALMENTE  OCUPADO  que no sea la retirada incondicional de las tropas extranjeras, acantonadas allí, contra la voluntad expresa del pueblo de Cuba. Con igual seriedad el gobierno cubano ha ratificado que no intentará recuperar sus legítimos derechos mediante la fuerza y esperará pacientemente a que la justicia se imponga tarde o temprano. Esto es cuando los pueblos del mundo no puedan soportar más las políticas financieras y tributarias con las que siguen enriqueciéndose la prole de los acaudalados de siempre y empiece el giro hacia lo que hizo fuertes a la comunidades del  ser humano. Gesta que en mayor y menor medida se están dando a nivel mundial.
En ese sentido el senador republicano por Dakota del Norte John Hoeven expresó: "Se trata de evitar que Irán obtenga un arma nuclear. Si Irán no puede vender su petróleo y no tiene ingresos, no será capaz de construir un arma nuclear".
La resolución, que apunta expresamente que no es una declaración de guerra; sin embargo dice: "Si Israel se ve obligado a emprender una acción militar en defensa propia contra el programa nuclear de Irán, el gobierno de EE.UU. debe proporcionar a Israel apoyo diplomático, militar y económico". Y ya vemos como so pretexto de protegerse del Hezbollah libanés  viola el  territorio sirio y ataca sus instalaciones asesinando civiles y soldados sin una declaratoria de guerra.
En una entrevista de Bachar al-Assad al Sunday Times a preguntas de la entrevistadora Al Assad responde:
Siria es un crisol de religiones, de confesiones, de etnias y de ideologías que, juntas, forman una mezcla homogénea que no reconoce proporciones o porcentajes. Habría que inquietarse más bien por la mayoría que son los sirios moderados, quienes, si no combatimos ese extremismo, podrían convertirse en minoría. ¡Y entonces Siria dejaría de existir!
Si ustedes plantean su inquietud desde ese último punto de vista tendrían que preocuparse entonces por el Medio Oriente, porque nosotros somos el último bastión del laicismo en la región. Si ustedes admiten eso, entonces el mundo entero tendrá que inquietarse por su estabilidad. Esa es la realidad que nosotros vemos.
El «diálogo abierto» no debe tener lugar entre algunos grupos exclusivos sino entre todos los sirios y a todos los niveles. Es un diálogo sobre el futuro de Siria. Somos 23 millones de sirios y todos tenemos derecho a participar en la construcción del futuro del país.
El otro aspecto de este diálogo es que abre las puertas a los grupos armados para que puedan deponer las armas. Por cierto, para facilitar eso ya hemos concedido más de una amnistía. Ese es el único medio de instaurar el diálogo con esos grupos. Eso ya había empezado antes del anuncio mismo del plan y algunos ya han depuesto las armas y han vuelto a su vida normal. Pero ese «plan» hace que el proceso sea más metódico, públicamente anunciado y claro.
Que la oposición sea interna o externa no es una cuestión de localización geográfica sino que tiene que ver con sus raíces, con sus recursos y sus representantes. ¿Están enraizados en la tierra siria? ¿Representan al pueblo sirio y los intereses sirios o representan los intereses de un gobierno extranjero?
Estamos dispuestos a negociar con quien sea, incluso con los rebeldes que depongan sus armas. No trataremos con terroristas decididos a conservar sus armas para seguir aterrorizando a la población, matando civiles, atacando lugares públicos o las empresas privadas y destruyendo el país.
Hay una oposición conformada por entidades políticas y hay también terroristas armados. Nosotros podemos emprender un diálogo con la oposición, pero no podemos dialogar con los terroristas. ¡Nosotros estamos luchando contra el terrorismo!
El papel de al-Qaeda en Siria es el papel de al-Qaeda en cualquier lugar del mundo: asesinato, decapitación, tortura, prohibición de que los niños vayan a la escuela porque, como usted sabe, la ideología de al-Qaeda prospera allí donde existe la ignorancia. Ellos tratan de infiltrarse en la sociedad con sus oscuras ideologías extremistas ¡y lo logran!
Hace 2 años que Siria está luchando contra adversarios y enemigos. Usted no puede lograr eso si no tiene el apoyo del pueblo. Negando la realidad no se obtiene el apoyo del pueblo.
En el Reino Unido, un estudio reciente muestra que una proporción importante de los británicos le está pidiendo a su gobierno que «no se meta en Siria» y que piensan que [el gobierno británico] no debería entregar equipamiento militar a los rebeldes en Siria. A pesar de eso, el gobierno británico sigue tratando de que la Unión Europea levante el embargo sobre las entregas de armas a los rebeldes en Siria y quiere entregarles «armamento pesado». ¡Eso es ignorar su propia opinión pública! ¡Eso es lo que yo llamo «negación de la realidad»!
Francamente, ¿cómo puede esperarse que nosotros le pidamos a Gran Bretaña que desempeñe un papel en Siria cuando está decidida a militarizar el problema? ¿Cómo podríamos esperar que [los británicos] contribuyan a disminuir la violencia cuando lo que quieren es enviar material militar a los terroristas y ni siquiera tratan de facilitar el diálogo entre los sirios? , ¡nosotros no esperamos que un pirómano se comporte como un bombero!
Pero van más lejos aún cuando declaran que quieren enviar una «ayuda militar» que presentan como «no letal», ¡cuando los datos de inteligencia, la ayuda financiera y los equipos de comunicación proporcionados son efectivamente letales! Los atentados del 11 de septiembre no fueron perpetrados con «ayudas letales». Fue la utilización y el entrenamiento en una tecnología no letal lo que causó esas atrocidades. El gobierno británico quiere enviar ayuda militar a los «grupos moderados», cuando sabe muy bien que esos grupos moderados no existen en Siria. Hoy en día todos sabemos que estamos luchando contra al-Qaeda o contra Jabhat al-Nusra –que es una emanación de al-Qaeda– y otros grupos de individuos adoctrinados con ideologías extremistas. ¡Eso es ir «más allá de la hipocresía»!
Ir «más allá de la hipocresía» es que usted me hable de «libertad de expresión» cuando usted prohíbe la difusión de los canales sirios de televisión en los satélites europeos, cuando usted llora por alguien que fue asesinado en Siria por los terroristas mientras que usted mismo impide que el Consejo de Seguridad adopte una declaración denunciando un atentado, como el de la semana pasada en Damasco –atentado que usted misma pudo ver– que dejó 300 sirios –entre los cuales había mujeres y niños– muertos o heridos… ¡todos civiles! Ir más allá de la hipocresía es cuando usted predica los derechos humanos mientras va por ahí –como en Irak, en Afganistán y en Libia– matando cientos de miles de personas en guerras ilegales. Ir más allá de la hipocresía es cuando usted habla de democracia mientras que sus aliados más cercanos son los regímenes más autocráticos del mundo, dignos de la época medieval. ¡Eso es hipocresía!
Si alguien quiere «verdaderamente» –e insisto en la palabra «verdaderamente»– ayudar a Siria y ayudar al cese de la violencia en nuestro país, sólo tiene que hacer una cosa: puede ir a Turquía y sentarse con Erdogan para decirle que detenga el contrabando de terroristas hacia Siria, que pare el envío de armas, que no siga dando apoyo logístico a los terroristas. Y también puede ir a Arabia Saudita y a Qatar para decirles que cesen de financiar a los terroristas en Siria. Es lo único que cualquiera puede hacer en cuanto al factor externo de nuestro problema, pero ningún extranjero puede ocuparse del factor interno.
Los verdaderos humanistas, los que sienten nuestro dolor ante aquellos que hemos perdido, ante nuestros hijos, deberían animar a sus gobiernos a prohibir el contrabando de armas y de terroristas y a impedir que los terroristas reciban equipamiento militar de cualquier país.
Todos sabemos cómo las cifras de muertos y heridos se han manipulado, en el pasado, para abrir el camino a «intervenciones humanitarias». El gobierno libio anunció recientemente que se exageró la cantidad de muertos «antes de la invasión» de Libia. Habló de 5 000 víctimas de ambas partes, mientras que las cifras que circularon en aquel momento [de la invasión] hablaban de decenas de miles de personas.
Los británicos y los estadounidenses, físicamente presentes en Irak durante la guerra, fueron incapaces de dar cifras precisas sobre las víctimas que murieron por causa de la invasión de ellos. Y ahora resulta que esas mismas fuentes son capaces de contar con toda precisión la cantidad de víctimas sirias. ¡Extraña paradoja!
Yo le digo simplemente que esas cifras en realidad no existen. ¡Son parte de la realidad virtual que quieren crear para favorecer su agenda y lograr una intervención militar con el pretexto de una intervención humanitaria!
Con respecto a la posible decisión del Congreso estadounidense de levantar el embargo de armas y armar decididamente a los rebeldes sirios Bashar Al Assad responde:
Usted sabe que el crimen no sólo tiene que ver con la víctima y el criminal, sino también con el cómplice y el apoyo, ya sea apoyo moral o logístico. Yo he dicho varias veces que Siria se hallaba en una «falla» geográficamente hablando y también política, social e ideológicamente. Por consiguiente, tratar de jugar con esa falla tendrá graves repercusiones en todo el Medio Oriente. ¿Ha mejorado la situación en Libia? ¿Y en Mali, en Túnez, en Egipto? Una intervención no mejorará las cosas sino que irán de mal en peor. Europa, Estados Unidos y otros pagarán tarde o temprano el precio de la inestabilidad en esta región, cosa que no han tenido en cuenta.
Lo que debería preocupar al mundo son las sustancias químicas que han llegado a manos de los terroristas. Ya se han divulgado secuencias de video que los muestran ensayando materias toxicas en animales ¡y también amenazando al pueblo sirio con hacerlo morir de esa manera! Hemos compartido esos videos con otros países. En eso tendría que concentrarse el mundo en vez de esforzarse inútilmente inventando titulares descabellados sobre las armas químicas sirias para justificar una intervención en Siria.
La posición de Rusia en materia de armamento es muy clara. Los rusos nos aportan armas defensivas, de conformidad con el derecho internacional. El Hezbollah, Irán y Rusia apoyan a Siria en su lucha contra el terrorismo. Rusia ha sido muy constructiva, Irán nos ha apoyado muy favorablemente y el papel del Hezbollah es defender el Líbano, no Siria. Nosotros somos un país de 23 millones de habitantes con un ejército nacional fuerte y con fuerzas de policía. No necesitamos combatientes extranjeros para defender nuestro país. La pregunta que deberían hacernos es más bien sobre el papel de otros países –Qatar, Turquía, Arabia Saudita, Francia, el Reino Unido y Estados Unidos– que apoyan el terrorismo en Siria, directa o indirectamente, política o militarmente.
Los medios occidentales  (hacen)  creer que todo el conflicto tiene que ver con el presidente y con su propio futuro.
Si ese pretexto es correcto, mi partida tendría que poner fin a los combates, lo cual es claramente absurdo. Los precedentes recientes –en Libia, en Yemen y en Egipto– así lo demuestran. Lo que buscan es evadir la parte fundamental del problema: el diálogo, las reformas y la lucha contra el terrorismo. La herencia de sus intervenciones en nuestra región han sido el caos, la destrucción y el desastre. Por consiguiente, ¿cómo pueden justificar una nueva intervención? ¡No pueden! Así que se concentran en culpar al presidente, en tratar de empujarlo a que se vaya, en cuestionar su credibilidad, en preguntarse si vive en una burbuja y afirman que niega la realidad. ¡Y así convierten al presidente en centro del conflicto!
Con respecto a los ataques de Israel Al Assad responde:
Siria ha respondido siempre, pero a su manera y no necesariamente de inmediato. Hemos respondido a nuestra manera y los israelíes saben lo que queremos decir con eso. Respuesta no quiere decir por misil por misil o bala por bala. No tenemos por qué anunciar nuestra manera de responder. Los israelíes saben de qué estoy hablando.
Todos sabemos que durante los últimos 20 años, sobre todo como resultado del derrumbe de la Unión Soviética, la ONU y todas las organizaciones que de ella dependen son, sin excepción, víctimas de la hegemonía en vez de ser bastiones de la justicia. Se han convertido en herramientas politizadas para crear inestabilidad y atacar a los países soberanos, ¡lo cual contradice la Carta de la ONU! Lo que tendríamos que preguntarnos es si van a juzgar a los dirigentes estadounidenses y británicos por haber atacado Irak en 2003 y por haber provocado medio millón de muertos, sin hablar de los huérfanos, de los inválidos y de los nacidos con malformaciones. ¿Van a juzgar a los estadounidenses, a los británicos, a los franceses y a los demás que el año pasado se metieron en Libia, sin mandato de la ONU, para allí segar nuevamente cientos de vidas? Seguro que no van a hacerlo. La respuesta es muy clara.
Por cierto, ¿sabe usted que el envío de mercenarios a cualquier país es un crimen de guerra. según los principios de Nuremberg y según la Carta de Londres de 1945? ¿Van a juzgar a Erdogan ante ese mismo tribunal por haber enviado mercenarios a Siria? Si tuviésemos las respuestas correctas a esas preguntas podríamos seguir hablando de las organizaciones por la paz y de la credibilidad de esas organizaciones.
La respuesta que yo tengo es muy breve: ¡Cuando alguien defiende su país no tiene en cuenta nada más!
El presidente sirio, Bashar al Assad,  también dijo al periódico argentino 'Clarín' que Israel "da apoyo logístico" a los "grupos terroristas" y los "instruye sobre qué sitios atacar y cómo", añadió Al Assad. "Por ejemplo (los rebeldes) atacaron una estación de radar del sistema de defensa antiaérea que detecta cualquier avión que viene de fuera, especialmente de Israel", de allí que la aviación israelí atacara sin que sea repelido en ningún momento por Siria.
Las acusaciones del presunto uso de armas químicas por parte del Gobierno podrían ser un "preludio" de una intervención internacional. "No nos olvidamos de lo sucedido en Irak. ¿Dónde estaban las armas de destrucción masiva de Saddam Hussein?", recordó Al Assad.
Advirtió también que el apoyo de EEUU, Turquía, Qatar, Arabia Saudita y otros países a grupos extremistas para conseguir "un Gobierno servil" y "leal", les podría costar caro. "Ellos apoyaron a los talibanes" y "pagaron un precio altísimo" cuando ocurrieron los atentados del 11 de septiembre de 2001.
Pero incluso en tales condiciones, el Gobierno de Al Assad está dispuesto a "dialogar con cualquier fuerza del país o del exterior, a condición de que no empuñen armas. Esta es la única condición". En otras palabras, el presidente no acepta negociar con "terroristas" y subraya que "ningún Estado" lo hace.
El mandatario sirio recordó que "al inicio, las demandas [de la oposición] eran reformistas" y que su Gobierno respondió con reformas: "Cambiamos la Constitución, cambiamos las leyes, anulamos el estado de emergencia". "Pero ante cada paso que dábamos se incrementaba el terrorismo". 
Además, Al Assad señala que en las filas rebeldes que luchan por el derrocamiento del presidente hay extranjeros de "29 nacionalidades". Pero no son ellos quienes deben decidir al respecto, sino "las urnas", "en las elecciones de 2014 el pueblo decidirá", resaltó.
Fíjense en las declaraciones del  vicepresidente de EEUU, Joe Biden, con respecto a su gira por Latinoamérica  "Durante las próximas décadas estaremos poniendo nuestro enfoque en las regiones donde vemos mayores oportunidades, y en realidad no tenemos que buscar más allá del continente americano. No existe otra región en el mundo que contribuya más a la prosperidad de EEUU", comentó Biden al diario colombiano 'El Tiempo' en vísperas de su llegada al país.
Manteniendo su camino hacia la independencia y soberanía el gobierno del Ecuador mantendrá sus relaciones bilaterales con la República Islámica de Irán, sin importar las sanciones impuestas contra el país persa, anunció el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, recientemente reelecto ABRUMADORAMENTE para  un segundo mandato de cuatro años de duración.
Correa  tildó, de “burocracia internacional” al Grupo de Acción Financiera (GAFI), un organismo conformado por 33 países, entre ellos los del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido), que reúne a las grandes economías del mundo las cuales han incursionado militarmente en Medio Oriente y África causando alta mortandad y desgobierno.
Asimismo, denunció que enfrenta una amenaza del GAFI, que intenta ponerlo en la lista negra debido a sus lazos con el Gobierno de Irán. Quito y Teherán  han rubricado varios acuerdos, entre ellos un protocolo de cooperación entre el Banco Central del Ecuador (BCE) y el Banco de Desarrollo de Exportaciones de Irán. Dicho pacto busca financiar proyectos por 120 millones de dólares en sectores como hidrocarburos, petroquímica y agricultura, y transferencia de tecnología.
Mientras tanto tras las maniobras navales  estadounidense que incluye  a 41 países en el Golfo pérsico  Irán desplegó una serie de nuevos lanzadores de misiles de largo alcance, informó este domingo la agencia estatal Fars. Se estima que algunos de los misiles tierra-tierra de Irán pueden alcanzar más de 2.000 kilómetros, capaces de impactar por tanto en Israel y en las bases estadounidenses en la región.

1 comentario:

Verónica dijo...

Hola Drac, por aquí ando leyendo.
Feliz domingo
Un abrazo